González Pescador apela a la implicación de agentes públicos y privados para la construcción de una ciudad socialmente responsable

La concejala de Empleo y Desarrollo Empresarial, Ana González Pescador, ha apelado hoy a la implicación de agentes públicos y privados para la construcción de una ciudad socialmente responsable, una tarea en la que, a su juicio, es imprescindible contar con todos los actores que intervienen en la ciudad y en su desarrollo económico y social.

González Pescador se ha expresado así con motivo de la clausura del programa ‘Santander ciudad responsable’, impulsado por el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio con el objetivo de promover y extender las prácticas y principios de la responsabilidad social a nivel institucional, empresarial y social.

Según ha señalado la edil, la responsabilidad social corporativa (RSC) o empresarial (RSE) es ya una filosofía ampliamente extendida no sólo en empresas, sino también en organizaciones de todo tipo, y prueba de ello son los ejemplos prácticos que se han expuesto a lo largo de este programa.

Además, ha agregado que se trata de una forma de trabajar que también está presente en gran parte de las decisiones que se toman desde la administración municipal.

En su opinión, en los últimos años se han producido importantes avances, pero Santander quiere “ir más allá, dar un salto cualitativo y convertirse en una ciudad socialmente responsable en la que todos los actores que participan de su desarrollo y de la vida pública asuman estos principios y los apliquen en sus respectivas áreas de trabajo o responsabilidad”.

González Pescador ha recordado que la apuesta por la responsabilidad social supone trabajar por un desarrollo sostenible en términos económicos, ambientales y sociales que compatibilice el avance hacia una economía productiva y competitiva con el fomento del empleo de calidad, la igualdad de oportunidades y la cohesión social, y también, con el respeto ambiental y el uso racional de los recursos naturales.

Se trata, en sus palabras, de “una filosofía de trabajo beneficiosa para todos, integradora y respetuosa con el entorno y con las personas” y, por ello, ha considerado imprescindible incorporarla en todos los ámbitos.

Con ese objetivo la ciudad se ha dotado de una guía de RSC con propuestas para fomentar la inclusión de esta perspectiva a todos los niveles a través de medidas concretas orientadas tanto a la administración municipal como al tejido productivo y las organizaciones sociales.

Así, la concejala ha señalado los cursos impartidos hasta la fecha a firmantes del Pacto Territorial por el Empleo y ciudadanos en general, o este programa junto a la Cámara de Comercio que acaba de clausurarse.