Toda la información sobre el robot Artas y la técnica FUE para trasplantes capilares

La tecnología robótica es una de las tecnologías más novedosas que existen en la actualidad en el campo de los trasplantes capilares. Hasta el momento no había muchos procesos con los que se obtuviera tan buenos resultados y tan naturales, por lo que la técnica FUE, que se realiza asistida por el robot Artas ha supuesto toda una revolución en el sector.

A continuación, puedes encontrar toda la información detallada que debes saber sobre la técnica empleada por el robot Artas para realizar trasplantes de pelo robotizados.  

Profesionales especializados en el Centro médico Imema

Imema es el primer centro en toda España que emplea la técnica FUE para realizar los trasplantes capilares. Se trata de un centro médico estético, que está avalado por más de 25 años de experiencia, haciendo un trabajo siempre impecable, además de tener reconocido prestigio a nivel internacional.

Destaca el Equipo médico Imema, compuesto por profesionales altamente cualificados, con una larga trayectoria profesional a sus espaldas, todos ellos expertos en sus respectivas áreas, en Dermatología, en Medicina estética, en Cirugía vascular, cirugía plástica y cirugía estética, etc.

En el Centro Imema la máxima prioridad es siempre el paciente, por lo que, en todo momento, se ofrece una atención personalizada por parte de los diversos profesionales, con el fin de que quede totalmente satisfecho, tanto con la atención como con el resultado.

Por otro lado, Imema también cuenta con las instalaciones y con los equipos médicos más novedosos y con quirófanos completamente equipados con tecnología avanzada y adaptada a las últimas técnicas.

El director y fundador del centro es el doctor Eduardo López Bran, médico especialista en Dermatología, experto en las técnicas más avanzadas de trasplante capilar, en lo que se ha convertido en una figura de referencia a nivel internacional. El dr. Eduardo López Bran está en un continuo proceso de formación y de investigación, que le permite permanecer siempre actualizado, además de compartir sus conocimientos sobre su especialidad en conferencias, congresos y charlas que realiza tanto en España como en otros muchos países de todo el mundo.

El Centro Imema es un centro de referencia en trasplantes de pelo en particular y en medicina estética en general, gracias a los profesionales que componen el equipo médico, que siempre están al tanto de los últimos avances en el sector y de los tratamientos más efectivos.

El trasplante capilar a través de la técnica FUE

Como hemos comentado, el injerto capilar a través de la técnica FUE, es una de las técnicas más novedosas y que mejores resultados están consiguiendo en el momento actual. El Dr. López Bran es pionero y está especializado en el uso de esta técnica, así como el equipo de cirujanos con el que trabaja.

La tecnología robótica que se emplea a través de la técnica FUE permite un resultado realmente efectivo y muy natural, y además, no deja cicatriz, por lo que los pacientes consiguen el resultado esperado. En definitiva, el dr. López Bran, técnica FUE y el Centro Imema son sinónimo de calidad y de un trabajo eficiente y bien hecho.

¿En qué consiste la técnica FUE?

En esta técnica, el cirujano va seleccionando los folículos, según la zona que se quiere repoblar. Mediante el instrumental quirúrgico necesario, se retira el folículo del cuero cabelludo, para después injertarlo en la zona a repoblar.

Se trata de una técnica que no daña ni perjudica el cuero cabelludo del paciente, y además, gracias a ella se consiguen seleccionar los folículos más apropiados, que tengan un determinado grosor, de modo que no se perjudique ninguna zona ni quede con poca densidad al donar el pelo.

Gracias al robot Artas, tanto la extracción de los folículos de la zona donante, como el injerto capilar se realizan con la máxima precisión y de una forma muy rápida, por lo que el proceso de microinjerto se acorta en gran medida y permite un mejor resultado final.

La técnica debe ser realizada por personal con una alta cualificación, especializado y con experiencia en su realización, ya que se trata de un procedimiento laborioso y, por lo tanto el equipo debe conocerlo a la perfección, tanto el proceso como los instrumentos que se utilizan en él, con el fin de conseguir un resultado personalizado, según el tipo de cabello y el paciente concreto. Debe realizarse una valoración y un estudio previo personalizado de cada paciente, además de un diseño detallado de la zona que se va a trasplantar, siempre buscando la máxima naturalidad en el resultado.  

En cualquier caso, se trata de un proceso quirúrgico, y como tal requiere de ciertas precauciones que debe tomar el paciente después de la operación, como proceso de recuperación, como no exponer la zona afectada al sol o no hacer ejercicio físico en exceso.